Bioinformágica

Esta materia no tiene descripción demasiado general. Envianos recomendaciones y opiniones sobre los temas, las clases y el cuerpo docente. Todo lo que pueda ayudar a los futuros alumnos a tener una mejor cursada, sirve. Escribinos con tu aporte a frubox.unsam@gmail.com.

Encontrá los libros que necesitás en Libros y Bibliotecas


Contrario a lo que nosotros podríamos pensar, la bioinformática (BI) es una especialización, o bien una aptitud, bastante común entre las carreras de biotecnología del país y en general.
En LBT tuvimos la desgracia de ser torturados con clases de BI malísimas toda la carrera y tener una materia optativa al final dada por bioinformáticos de profesión y vocación. Cuando conisgamos material, lo subimos acá.

Al final de este post, hay enlaces a diferentes sitios para aprender, muy suavemente, a programar.

Introducción

Lo más común en realidad es aprender a ser un usuario eficiente de programas de alineamiento, como BLAST, o de estadística, como R. Este tipo de herramientas surge principalmente porque hay muchos, muchos, muchos datos para analizar de forma masiva.

Genomas
Proteomas
Redes Metabólicas
o de Señalización
(entre otras)

Entonces queda claro. La biología computacional aparece por necesidad, como una herramienta capaz de analizar información y llegar a conclusiones biológicas y tecnológicas que de otra forma estarían más allá de nuestro alcance.

Un gran poder... ya saben.

Más allá de esto, un programa siempre nos da un resultado; fue escrito con un marco teórico definido, suposiciones y todo, para tomar una entrada (o input) y devolver una salida (o output). Entonces, si uno apreta un botón, y en realidad no sabe lo que pasa debajo, ¿cómo podría confiar en esos resultados para tomar desiciones? o publicar en última instancia.

Problema 1: ser un usuario responsable no es trivial.
Solución 1: Aprender el fundamento de las herramientas bioinformáticas.

Pero para llegar a esto, ya tenemos que conocer la herramienta que nos conviene usar. Otro dilema, porque hay miles... decenas por aplicación, cada una con su cosita que puede ser determinante para nuestra necesidad.

Problema 0: ¿Existe una herramienta informática que pueda resolver tal pregunta?
Solución 0: quizás.

Problema bonus: ¿Dónde la encuentro? ¿Cómo la elijo?
Solución bonus: un bioinformático (lo más preciso) o internet (suerte).

Obvio, con el BLAST de NCBI parece que ya estamos, pero apenas indagamos un poco en sus opciones, vamos viendo que no era tan sencillo como pensábamos.
Todo esto que pienso me lleva a una conclusión lógica, los humanos no somos capaces de cuidarnos solos y debemos morir debo adquirir el criterio para usar las herramientas apropiadas correctamente o, si no existen, acudir a quien pueda crearlas.

Esa persona, ponele, puede ser un@ mism@. Para cosas simples y personas normales, esto no es una locura. Por eso comparto con ustedes los recursos que históricamente me han ayudado a ser un biotecnólogo con muchísimos más recursos (más académicos que sociales?) que el que hubiese sido si no me metía en esto.

1
Perseverancia
para no dejar


2
para aprender


3
Amigxs (bio)informáticxs
para compartir cerveza y formar criterio


4
para que la estadística signifique algo


5
Usar Linux
- es la movida -


Si ya tenés una idea de la movida, esto es gracioso. Pero seguro ya lo viste, miralo de nuevo!



Comments